Nuestra Historia

Industrias Cárnicas Hnos. Bazo Martín

“Aura Ibérica”

Toda historia tiene un origen y el nuestro lo encontramos en los primeros años de la década de los 70, en los que la ilusión y el esfuerzo fueron la base de este proyecto familiar.

Desde el inicio, una cuidada selección de la materia prima y un proceso de maduración completamente natural han sido nuestras señas de identidad.

La cría de nuestros propios cerdos ibéricos, con los mejores cuidados y la alimentación adecuada en cada momento, nos permite ofrecer una línea homogénea y de la más alta calidad en nuestros productos.

Somos una empresa con casi 50 años de experiencia en el sector cárnico, nuestros signos distintivos son el respeto a la tradición, la calidad y, sobre todo, un sabor inconfundible.

La calidad de nuestros productos está garantizada gracias a un estricto proceso de elaboración. Apostamos claramente por la calidad y los avances tecnológicos sin renunciar a la tradición, que es nuestra seña identitaria y nuestra razón de ser.

La ubicación de nuestros secaderos, sumada al saber hacer que proporcionan casi 50 años de experiencia, nos permite desarrollar nuestros procesos de maduración de manera natural.

Por supuesto, la experiencia nos ha enseñado a apreciar y valorar la necesidad de innovación. Hemos invertido en los medios tecnológicos más avanzados y el grado elevado de calificación de nuestro personal es nuestra mejor baza.

Modernidad y tradición puestas al servicio del buen hacer y, por supuesto, de su paladar, consiguen jamones, paletas y embutidos de alta calidad.

Tantos años de experiencia nos han convertido en un referente en el sector y la gran calidad de nuestros productos es sinónimo de excelencia para los consumidores.

Aunque nuestro origen está en Salamanca, actualmente disponemos de secaderos en Salamanca, Extremadura y Huelva.

Comercializamos nuestros productos bajo dos marcas:

“Incarba” para Salamanca.

“Aura Ibérica” para Extremadura y Huelva.